Fotógrafa de corazón, bióloga de profesión y viajera por pasión

Empecé a fotografiar todo lo que me rodeaba desde que a los diez años me regalaron mi primera cámara automática de carrete. Impulsiva y llena de energía, es lo que me ha mantenido en la brecha durante tanto tiempo. La vida es larga y corta, según se mire, y supongo que todo eso es lo que ha definido mi camino. Con los 20 una década de cambios vino a mi vida, aprendí lecciones duras y menos duras, pero descubrí y perdí la timidez a viajar sola. En aquella época me fui a vivir a Roma y Londres. Viajar y conocer el mundo despertó mi necesidad por desarrollarse más en la fotografía. Necesitaba plasmar todos los lugares que visitaba. Aún habiendo tenido un cámara siempre entre las manos tuve que aprender desde cero el mundo de la imagen. Los dispositivos automáticos a los que estaba habituada eran muy diferentes a la cámara réflex. Sin embargo, no fue un hándicap para mí, sino… ¡una oportunidad! Redescubrir de nuevo la captura de instantes, era como volver a las ilusiones de esa niña a la que regalaron su primera cámara hace tiempo…

Compaginar la fotografía con mi vida laboral, me ha requerido sacrificios como colgar la cámara más de una vez. No soy especial, a mí la crisis también me ha afectado. No obstante, nunca ha dejado de hacer fotos con lo que tuviera a mano. Ni de buscar opciones por muy diversas o majaderas que parecieran… siempre que fueran lo que yo quería y no lo que otros me impusieran.

Hace tiempo inicié una carrera como investigadora científica, aún está en el aire. No me avergüenzo de ella, pero la dureza que he vivido ha sido y sigue siendo una lección de vida. Supongo que en esto mi cabezonería por buscar mi camino es lo que ha merecido, que por mucho que me digan que no. Ahí seguimos… “¡¡en la brecha!!”.

Nunca dejo de preguntarme cosas, y la cámara va conmigo. Tanto en ciencia como en mi vida la captura de imágenes es mi pasión, mi compañera, mi testigo, mi ilusión… mi punto de vista. Poco a poco espero que en mi vida la fusión de las tres características que me definen: fotógrafa, bióloga y viajera, sea completa.

Nuria González C.

Bióloga, fotógrafa, investigadora y apasionada de los viajes, la ciencia y la divulgación.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Qué bonitas palabras. Me han encantado. Conseguirás lo que te propongas 😘

Deja un comentario

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: